Vender por Internet: 6 consejos y un cubo de agua helada

9 mar

Empecemos por el cubo de agua helada. 1.- Lo coges – 2.- Lo alzas – 3.- Lo viertes sobre tu cabeza – 4.- Piensas ahora de nuevo si todo eso que has leído sobre ganar muuuucha pasta fácil vendiendo por internet será o no un camelo, un rollo, una patraña que venden… los que venden ilusiones.

Nada es fácil en esta vida, y vender por Internet… tampoco lo es.

Sí, ya, has leído muchos casos de éxito, lo sé. Yo también.

Los has leído porque existen y porque el éxito se viraliza en la red como pez en el agua.

Te costará encontrar algún artículo en Google que se llame “Cómo fracasé con mi tienda online”, salvo que sea un titulo-cebo para explicar después cómo triunfó en un proyecto posterior.

Detrás de cada caso de éxito se esconden miles de casos de fracaso, como en la vida misma.

Solo el 27% de los españoles realizamos compras por Internet (frente al 71% de los británicos, el 64% de los alemanes o el 53% de los franceses)

Pero la tendencia es claramente al alza: España es el país europeo donde más crece el hábito de realizar compras por Internet.

Vender por Internet

El panorama puede ser alentador, pero eso no quiere decir que vayas a vender sin esfuerzo  porque el cliente, tú cliente, está cada vez más formado e interconectado y no vas a “colarle” tan fácilmente cualquier cosa que no tenga el respaldo de la calidad, la seriedad y la credibilidad.

Así que debes pensar bien lo que haces porque el éxito solo tiene dos caminos:

    • La suerte (chorra, potra, fortuna, ventura, azar)
    • Y el trabajo profesional, acompañado (como siempre) por el sentido común

Supongamos que tienes ya producto, es decir, que ya vendes esa mercancía de manera offline y que eres, por tanto, un experto en eso que vendes.

 

Al grano: 6 consejos para vender por internet

 

Consejo nº 1

Gasta algo de dinero, ¡hombre!

Es obvio que necesitas una tienda.

Esta es la parte en que comienzas a gastar dinero y te das cuenta de que no todo es gratis en Internet, sobre todo si quieres avanzar más rápido y con más garantías.

Aquí tienes 3 caminos:

1.- Si vas en serio debes contratar a un profesional (o mejor… a varios).

2.- Si tienes capacidad de aprendizaje y puedes permitirte perder horas y horas investigando en la red… ¡enhorabuena! porque puedes hacerlo tú mismo, sobre todo si tu tienda no va a ser un mega-store.

En este caso la solución más fácil y aconsejable es crear tu página con WordPress (accesible y barato) e implementar la tienda con WooCommerce, un plugin gratuito que convertirá tu web en un bonito establecimiento virtual.

WooCommerce te va a dar: un buen aspecto visual, reportes de estadísticas, posibilidad de realizar promociones de productos, posibilidad de gestionar tu inventario, posibilidad de trabajar con diferentes pasarelas de pago… una joyita para vender por Internet.

3.- Si vas de prueba, de “a ver qué pasa”, de “bueno, voy a empezar y ya quizás después…” etc, te valdrá con que encuentres a alguien que tenga nociones de programación.

Esa persona te pondrá en circulación una web, pero es muy posible que no esté optimizada en muchos aspectos: usabilidad, arquitectura de la información, contenidos, diseño, herramientas de conversión…

Esta es una opción (a mi entender) claramente perdedora pero si quieres intentarlo…

Resumiendo:si puedes, y vas en serio, déjate ayudar por gente que conoce bien el medio (desarrollador, diseñador gráfico, copywriter).

¡Invierte algo de dinero en tus posibilidades de éxito!

Si no, ¡do it yourself! (hazlo tú mismo).

La tercera opción es la peor (aquel cuñado del primo de tu novia que entiende algo de estas cosas).

Vale, ya tienes la tienda, ¿eh?. Ha quedado chula. Ahora solo queda abrir las puertas y esperar a que lleguen los clientes ¿no?

Consejo nº 2

Hazte amigo íntimo de los buscadores

Enciende carteles luminosos en Google.

Mucha de la gente que puede llegar a tu sitio procederá del buscador así que tendrás que ingeniártelas para caerle bien y posicionarte en la primera página de búsquedas relacionadas con tu sector o tu producto.

¿Cómo se le cae bien a este señor?

De dos maneras:

1.- Le pagas: anuncios a través de Adwords o Adsense (SEM)

2.- Le haces la pelota (SEO)

Vale, no quieres rascarte el bolsillo (yo me lo pensaría) y prefieres hacer SEO (cosa que deberías hacer te anuncies o no y que tampoco es gratis si quieres hacerlo bien): empieza por aquí…

 

  • Sigue las reglas de Google y facilítale el trabajo: optimiza los contenidos de tu sitio para que el buscador los acepte y entienda: tienes que hacer SEO on page (que se llama)
  • Agiliza el tiempo de carga de tu web. Google se mosquea bastante si sus usuarios se hartan de esperar a que tu página carque
  • Ingéniatelas para colocar enlaces que apunten a tu web desde otras webs: linkbuiding se llama esto
  • Ofrece respuestas claras y eficaces a las búsquedas que los usuarios de Google introducen en el buscador, creando contenidos útiles y atractivos
  • No esperes a que te busquen por tu nombre, sal tú al paso de quienes buscan en Google algo relacionado con lo que vendes. Para ello tendrás que utilizar adecuadamente “palabras clave” (keywords)

Yo no lo dudaría, tienes que hacer SEO sí o sí y tienes realizar campañas de marketing en Adwords o en Facebook Ads para llegar a tu público.

Leia também:  ¿Qué pinta una vaca en un artículo sobre Comunicación en Redes Sociales?

Mi consejo es que, si puedes, busques a alguien que te ayude a triunfar en esto de vender por Internet mientras tú te concentras en el negocio, en el producto, en aquello que realmente dominas.

 

Consejo nº 3

Trabaja profesionalmente tu estrategia en redes sociales

Hay vida más allá de Google.

No te contentes con ser amiguito del buscador.

Hay otros espacios donde puedes (y debes) captar a tu público.

Sí, las redes sociales.

Ahí hay mucha, mucha, pero que mucha gente, así que…¡ve a por ellos!.

Te conviene gestionar tus redes con criterio y con una estrategia definida.

Hacer un buen uso de las redes sociales es algo más que anunciar ahí, de vez en cuando, tus ofertas.

Medita y cuida bien los mensajes que lanzas y, por supuesto, los contenidos a los que vas a remitir a tu público desde las redes sociales (blog y páginas de aterrizaje, fundamentalmente)

¡Seduce, atrae, inspira, engancha!

 

Consejo nº 4

Ajusta tu precio y despeja dudas

Vamos avanzando.

Así que tienes la tienda… comienzas a conseguir que Google te tenga en cuenta… y eres capaz de atraer gente desde las redes sociales hasta tu tienda online.

Una cosita… ¡DEBERÍAS ESTAR VENDIENDO!.

Si no vendes, yo me miraría esto:

1.- ¿Estás en precio? Tus clientes digitales esperan obtener una ventaja económica de la compra online.

¿Por qué iba a arriesgarme a comprarle algo a un desconocido si no me ahorro dinero, o si no me están ofreciendo algo más de lo que me ofrecen en un comercio tradicional?

2.- O… quizás no estás siendo capaz de disipar las dudas y los miedos de tus potenciales clientes (ya sabes: “esto es poco fiable… no me atrevo a dejar ahí los datos de mi tarjetano sé si tengo derecho a devoluciónno queda claro cuanto cuesta el servicio de entrega a domicilioquién paga el transporte si lo quiero devolverno hay un teléfono para hablar con ellos si tengo algún problema…”)

Lo primero es un error de base. Tu plan de negocio debió contemplar este asunto: tienes que ajustar tus márgenes para resultar económicamente atractivo. El precio sigue siendo el principal motivador de la compra online.

Lo segundo denota que no hiciste del todo bien las cosas al armar de contenido tu web. Esa información básica que disipe las dudas de tus clientes tiene que saltar a la vista. Tiene que estar colocada estratégicamente y debe estar redactada de modo que no deje lugar a dudas.

El precio y tu capacidad para crear contenidos que despejen dudas y generen confianza (y credibilidad) son los elementos más determinantes de tu éxito o fracaso en la venta por Internet.

Vigila esto muy de cerca.

 

Consejo nº 5

Adapta tu tienda a cada época del año

Tu tienda no puede ser estática: tienes que moverla.

Debes adaptar tus contenidos, tu estética y tus promociones a las diferentes estaciones y a los diferentes eventos anuales que son fechas clave de ventas: rebajas de enero, día de los enamorados, Halloween, black friday, cibermonday, día del padre o la madre…

Haz que tu tienda tenga “vida estacional” y aprovecha los eventos del calendario comercial para lanzar campañas de promoción, utilizando todos los medios a tu alcance.

 

Consejo nº 6

Mide, mide, mide y analiza

Tu tienda es un ente digital y como tal es medible “de cabo a rabo”.

Mide y analiza todos los datos que puedas: cuánta gente entra a tu tienda-web, por dónde entran, por dónde salen, de dónde vienen, cuánto tiempo te visitan, qué compran más, en qué punto se echan atrás en la compra… todo eso es información muy valiosa que te ayudará a ir corrigiendo cosas para optimizar las ventas.

¿Te imaginas tener que jugar un partido de fútbol sin poder ver la pelota? Pues eso harás si no lo mides y analizas todo: dar patadas sin saber si la pelota viene por arriba o por abajo.

La analítica es otra disciplina fundamental para que puedas vender por Internet. Mide lo que ocurre en tu tienda y lo que ocurre fuera de ella (redes sociales, portales de opinión, menciones…)

 

Es obvio que estos son consejos básicos para quienes están pensando lanzarse a vender por Internete y no tienen experiencia en el manejo de herramientas digitales.

Todos ellos pueden resumirse en uno: ¡busca ayuda!, es difícil salir adelante solo.

Volviendo al inicio del post (el cubo de agua helada): mójate, despierta, no existen los milagros.

Me gustaría que compartieses este artículo si te gustó.

Si fue así y quieres recibir en tu mail todos los artículos que publico puedes suscribirte a mi lista de correo. Será un placer enviártelos una vez por semana.

Gracias por estar ahí.

Vender por Internet: 6 consejos y un cubo de agua helada
5 (100%) 45 vote[s]

Insira o seu endereço de email para receber as novidades:

Delivered by FeedBurner