Cómo crear una audiencia sin ser brillante o carismático

9 mar

Crear una audiencia fiel puede resultar fácil para quien tiene madera de líder. Pero si perteneces, como yo, a ese… ¿95%? de personas que no somos especialmente brillantes o carismáticas te va a costar la misma vida crear una audiencia para tus contenidos, una comunidad interesada en ti y en lo que dices o propones.
Era ese tu objetivo, ¿no?. Si no creas tu propia audiencia no tiene sentido seguir generando contenidos, seguir participando en la redes sociales, seguir escribiendo en tu blog…

Generar expectación en torno a tus contenidos es lo más importante para ganar seguidores/fans/prospectos.

Pero claro, eso no es tan fácil cuando uno no tiene esa magia personal, ese magnetismo que seduce, ese atractivo que tienen de manera casi innata las personas brillantes y/o carismáticas.

Bueno, no desesperes porque casi siempre hay una tercera vía, una manera de alcanzar el objetivo sin disponer de la mejor materia prima.

Es más, tal vez puedas incluso sacarle provecho a eso de no ser un tipo brillante o carismático.

En serio!!!

Primer paso para crear una audiencia sin ser un líder

Lo primero que alguien debe hacer para afrontar un problema es reconocerlo. Asumirlo.

Si ya has asumido que en el reparto general de virtudes y ventajas no has tenido mucha suerte, o sea, no eres la releche, no eres brillante, no eres seductor, no eres sexy, no eres convincente, no tiene don de gentes, no tienes ese encanto especial que es necesario para que el público te admire…, si ya has asumido eso ya has dado el primer paso.

¿Por qué? Porque ya tienes claro que esto no va a ser coser y cantar, y no puedes esperar que una masa de seguidores caiga rendida a tus pies con dos cositas sencillas que hagas.

Eso solo ocurre cuando eres un tipo carismático, cuando eres un líder, cuando te has convertido en un gurú al que todos aplauden con solo abrir la boca.

Así que, si ya has notado que casi nadie lee tus artículos, que casi nadie presta atención a tus videos y que tus comentarios en las redes sociales son generalmente ignorados… vamos bien! porque ya puedes imaginar dónde está la clave para salvar ese problema, ¿a que sí?.
Eso es, en la tercera vía. 

La tercera vía para construir una audiencia

Entonces hemos quedado en que hay dos vías, más o menos rápidas, para conseguir crear una audiencia que consuma tus contenidos, se convierta en fiel seguidora de ellos y luego, quizás, termine comprando tu producto o servicio.

La primera vía: ser brillante

Si eres un tipo dotado de una privilegiada inteligencia y además generas opiniones enriquecedoras y además dispones de habilidades para expresar bien tu valía… eres un crack al que todo el mundo va a querer seguir.

La segunda vía: la vía del carisma

Esto es lo que dice la RAE sobre la palabra carisma:

1.-Especial capacidad de algunas personas para atraer o fascinar

2.- Don gratuito que Dios concede a algunas personas en beneficio de la comunidad

Bueno pues ya sabes, si tienes el Don gratuito de Dios, tienes todas las cartas para poder crear una buena audiencia, porque atraerás y fascinarás con tu personalidad.

Y…, aquí viene, la tercera vía: ¿qué será, qué será?

Sí, lo que imaginabas: TRABAJO, TRABAJO Y MÁS TRABAJO.

Ya sabes, eso que te decía tu padre tan a menudo: ¡Hijo mío, en esta vida no llegarás a nada si no trabajas!

No pasa nada, hay mercado para todos.

No todo el mundo puede ser un líder, busca tu hueco en un segmento adecuado y explota tus virtudes

Claves para enfocar tu esfuerzo en la construcción de una audiencia

Está claro que a la mayoría de los mortales nos toca esforzarnos mucho para conseguir atraer miradas y crear una audiencia.

Piensa ahora en cómo gestionar ese esfuerzo para optimizar resultados.

Yo personalmente sigo a muchas personas que generan contenidos sin estar especialmente dotadas para ello.

Y me resulta muy útil y enriquecedor. Sería tremendamente aburrido seguir solo a líderes de opinión y gurús consagrados.

¿Qué me aporta esta gente?

  • Aire fresco
  • Espontaneidad
  • Opiniones y puntos de vista que se salen de la “corriente oficial”
  • Sinceridad no fingida
  • Humanidad y humildad
  • Experiencias personales enriquecedoras
  • Nuevos enfoques
  • Cercanía
  • Complicidad

Todos estas virtudes, volcadas en los contenidos que generan estas personas, suelo encontrarlas con menos frecuencia en los líderes de opinión.

Así que pueden ser buenas claves para comenzar a trabajar.

Aquí van unas cuantas más:

  • Piensa en qué te hace diferente
  • Aprovecha el filón que explota el gurú para dar una vuelta de tuerca personal a ese tema y ofrecerlo de una manera diferente
  • Investiga incansablemente qué contenidos funcionan
  • Investiga incansablemente por qué funcionan esos contenidos y qué podrías tu aportarles
  • No te centres únicamente en los contenidos. Ataca con los continentes
  • No pierdas frescura porque esa puede ser tu clave
  • Deja de querer imitar a esos que triunfan. Tú tienes que aplicar tu propio estilo

Tu blog, que es el centro de operaciones de tu estrategia en la red, no debe parecerse demasiado a ningún otro.

Puede que no seas brillante o talentoso pero tú y yo sabemos que tienes algo especial que nadie más que tú puede ofrecer.

Descubre qué es y vuélcalo en tu blog.

No temas mostrar tu verdadera personalidad o estarás engañándote.

Esta es la receta que a mi me ha funcionado en mi propia vida y que ahora intento aplicar a mi presencia en la red.

Antes te decía que quizás podrías sacar provecho a eso de no ser un tipo brillante o carismático. Me refería a la manera en que las personas conectan o simpatizan con sus iguales. La mayoría de las personas son gente como tú y como yo: gente normal.

Esa gente tiende a sentirse deslumbrada por una personalidad brillante o carismática, pero sin duda alguna se siente más cerca y empatiza mejor con personas a las que identifica como iguales: con sus mismos problemas, ilusiones y sueños.

Así que, saca provecho a esto para crear una audiencia a la medida de tus necesidades.

Me encantaría que, si este artículo te ha servido para algo, lo compartieras en tus redes sociales o dejaras algún comentario.

Recuerda que compartir y conectar es una buena manera de comenzar a crear una audiencia.

Cómo crear una audiencia sin ser brillante o carismático
5 (100%) 42 votes